Los Vengadores: La era de Ultron. Crítica, comparación con Dragonball Z y versión alternativa del guión

https://www.facebook.com/destinoalinfinito/ https://www.facebook.com/destinoalinfinito/

Y después de hacer la crítica de Los Vengadores (2012), la cual puedes leer aquí, por fin le llega el turno a Los Vengadores: La era de Ultron. Como dije, he tardado mucho en hacerla porque he tenido sentimientos encontrados con ella y tenía que pensar las cosas fríamente. Mi compañero Andy tenía las cosas claras desde el principio, yo no tanto, la verdad. La película tiene cosas buenas y cosas malas, mejora en muchos aspectos a la original pero empeora en otros muchos. Por ello, y después de deliberar tanto, aquí va mi crítica de Los Vengadores: La era de Ultron. Aviso de ante mano de que esta crítica contiene Spoilers de la película.

Del cómic a la película


Voy a valorar la película como tal, no como adaptación de los cómics de la serie Vengadores titulados La era de Ultron. No obstante, tengo que hablar de la relación que hay entre la película y los cómics que, a ojo, diría que es nula. Para empezar el título de la película me parece erróneo, La era de Ultron. En el cómic Ultron se hace con el control de la ciudad de Nueva York y sus clones pasan a imponer el orden entre las ruinas de la metrópolis, Ultron realmente tiene el poder sobre la ciudad e impone su propia era donde él es el gobernante. Eso no ocurre así en la película, en la que nunca llega a existir dicha era de Ultron. En lugar de eso lo que ocurre es que Ultron va a refugiarse para llegar a cabo su plan a mitad de la película mientras que el grupo de los Vengadores hace lo mismo, algo que dura un día. Puedo entender que un enemigo tan teóricamente poderoso como Ultron pueda hacer que los Vengadores pierdan poder y tengan que retirarse pero no se puede llamar a eso "era", especialmente cuando dura sólo unas horas. Como diría mi compañero Andy, la era de Ultron no es más que los devaneos que tiene un robot tonto mientras los Vengadores están preocupados por otras cosas que nada tienen que ver.


Por supuesto, todo lo que veremos está edulcorado, preparado para ser un producto Disney para toda la familia lejos de la violencia y la crueldad del cómic original. Puede haber destrucción, pero jamás víctimas, no sea que la película sea clasificada para mayores y los padres de todo el mundo no lleven a sus hijos a verla con un bol de palomitas. Es insultante el nivel de candidez en las producciones de Marvel en el cine, que tratan al espectador como si fuera tonto, ¿de verdad hace falta tanta corrección política a la hora de mostrar supuestos apocalipsis en los que no muere nadie? Esto es algo de lo que hablaré más en profundidad durante la crítica de la película. 
Lo más cercano que veremos en el cine, es el futuro postapocalíptico de X-Men: Días del Futuro Pasado, que no tuvo tantos reparos en modificar la historia original sobre el fin de los mutantes a manos de los Centinelas. Fox parece más obcecada en hacer productos "para adultos" mientras que Disney está convirtiendo todo en una bonita atracción de feria con luces de colores.
Y ahora, sin más preámbulos, empezamos con el análisis/crítica de la película.

Lo mismo que en la primera película, pero mejor hecho


Cuando vi Los Vengadores: La era de Ultron tuve la sensación de estar viendo un segundo intento de Los Vengadores. La trama me parece muy similar y hay cosas que parecen un auténtico autoplagio  por parte de Joss Whedon. Por ejemplo, hay discusiones entre ellos de igual forma que las había en la primera, hay una pelea que enfrenta a Hulk contra Iron Man de igual forma que en la primera había una pelea que enfrentaba a Hulk contra Thor. De nuevo, también tenemos personajes que son poseídos por los malos, si Ojo de Halcón tenía la voluntad tomada por Loki en la primera, ahora es Hulk quién está controlado por la Bruja Escarlata con tal de enfrentarse a los protagonistas. Todo es tan parecido, que el final es un plagio descarado del final de la primera Los Vengadoreses decir, todos tienen que hacer piña para derrotar a un ejército de maleantes que les superan en número pero cuya facilidad a la hora de tumbarlos es tal que nunca podrías pensar que tienen una mínima posibilidad contra ninguno de ellos.
Disney vuelve a poner las barreras de lo políticamente correcto y en la batalla no muere ni un civil, a pesar de ser peleada en mitad de una ciudad llega de gente que sólo sabe que gritar y correr en línea recta. Me parece tan difícil de creer que no haya víctimas entre los habitantes de la ciudad por parte del ejército de clones de Ultron que creo que es algo sumamente ridículo e imposible de aceptar. ¿Tan incorrecto sería representarlo de una forma más realista? y no hablo de poner muertes explícitas lógicas para una película que va dirigida a todas las edades, sino de tratar al espectador como si realmente fuera adulto y mostrar una acción más coherente. En El Hombre de Acero no tenemos a Superman salvando hasta el más mínimo despitado de Metrópolis para que el espectador se quede tranquilo y vea que nadie ha muerto, sabemos que en la batalla contra Zod hay muchas víctimas mortales, aunque nunca llegamos a verlas. ¿Tan difícil es que Marvel haga algo así? 
Es extremadamente difícil que muera la gente en las producciones Disney, especialmente cuando se trata de casos tan evidentes como un ejército de robots lanzando descargas de energía a diestro y siniestro. Si no pudieron los Chitauri en Nueva York, mucho menos éstos ahora. Y, por supuesto, no puede faltar el perro que se salve, un clásico.
Por cierto, ¿sirven para algo las armas energéticas en el Universo Cinematográfico de Marvel? Porque lo que se ha visto hasta ahora deja bastante que desear. Recuerdo que los Chitauri le encajan un par de disparos al Capitán América en Los Vengadores sólo para dejarle mínimamente aturdido. En esta película, el propio Ultron dispara a bocajarro contra la Dr. Cho, provocándole serias quemaduras que, lejos de matarla, no impiden que se la vea al final andando tranquilamente como si nada hubiera pasado. No sólo eso, sino que el único momento en el que Ultron hace realmente daño es cuando se apodera de una ametralladora de balas convencional. ¿Hace falta que un ser tan, supuestamente claro, poderoso como Ultron tenga que recurrir a un arma tan vulgar como esa para no hacer el ridículo?


En cuanto a acción, Los Vengadores: La era de Ultron deja pequeñas a todas las películas de superhéroes hechas hasta la fecha en cuanto a efectos especiales, incluida a su antecesora. Si entráis en el cine, acabaréis alucinando con el despliegue que ofrece la película. Tenemos robots que se convierten en propulsores y sacan un camión de la carretera, una ciudad que se despega entera del suelo para precipitarse sobre el planeta Tierra y, como no, una gran batalla final que enfrenta a los Vengadores contra las copias de Ultron listas para servir de punching ball contra éstos y ser destrozados de las formas más humillantes e imaginativas.
El final de la película es una orgía de efectos CGI como jamás he visto en una película y, a mi juicio, llegamos al punto máximo cuando aparece S.H.I.E.L.D. y su nuevo helitransporte para evacuar a todos los habitantes de la ciudad en una especie de "botes" que no dejaban de ser vehículos a reacción que los llevaban en decenas hacia la fortaleza voladora. Cuando muera, podré decir que he visto la cosa más extraña del mundo en el cine gracias a esta película, que habla de una ciudad que se arranca del suelo y luego es evacuada gracias a una nave gigante. No podía ni creer lo que estaba viendo en el cine, alucinaba con cada cosa que se mostraba, a pesar de haber crecido con los blockbusters de la era del pixel. Los Vengadores: La era de Ultron lleva la técnica a un nivel nunca antes siquiera sospechado. Una gran prueba de que, a día de hoy, cualquier cosa que se pueda imaginar, se puede también hacer.
Además de eso, también me ha parecido que el trabajo hecho sobre Hulk era increíblemente bueno y bastante superior al diseño original para Los Vengadores. Aquí Hulk parece menos verde, con un color más realista. Puedo ver su sudor, sus venas y sus manchas en la piel, ya no es un ser plano, sino que tiene vida. Yo comparo a este Hulk con el Yoda de Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones y Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith en el sentido de que me parece un salto a nivel tecnológico en cuanto a la realización de personajes digitales se refiere. Cualquiera que menosprecie el trabajo de los animadores y diseñadores de ésta o cualquier otra película puede revisionar Hulk (2003) de Ang Lee y ver cómo el gigante verde ha sido mejorado una y otra vez desde esa película, comparando el diseño de entonces con el Hulk de La era de Ultron.
La batalla entre Hulk y el Hulkbuster de Iron Man está a un nivel completamente distinto, superando incluso el climax final de Los Vengadores. Incluso había planeada una pelea entre Hulk y Ultron que iba a ser lo nunca visto, algo que dejaría el enfrentamiento con Iron Man a la altura del betún pero que al final no se llegó a hacer porque Disney se empeñó en sacrificar las ideas de Joss Whedon (gracias Disney). ¿Os imagináis cómo hubiera sido esa pelea entre titanes? Espero que no tenga que imaginar durante demasiado tiempo y se incluya en la versión extendida de la película que ya se dijo que iba a ser lanzada.
La tecnología CGI se ha llevado a un extremo de perfeccionamiento en el que el fotorealismo total está ya cerca de ser conseguido. Pero el nivel de perfección no sólo se ve en las escenas de acción, sino también en otro tipo de escenas. Para mi gusto, la mejor escena de Hulk es cuando al final decide marcharse con el avión en lugar de regresar, una escena en la que podemos conmovernos con un montón de pixeles, algo que ha pasado pocas veces en el mundo del cine a tanto nivel. Siento en este punto, que una película de Hulk ahora tendría todo el sentido del mundo, habiéndose llegado a tan alto nivel en cuanto a tecnología para recrear al gigante verde. Hay que tener en cuenta que Hulk ya no es un monstruo destructivo, sin más, sino que Banner empieza a controlarlo, mezclando su furia con la tristeza que inunda a su otro yo, así que a nivel narrativo también nos encontramos quizá en el mejor momento para hacer algo realmente interesante con este personaje en solitario que transcienda lo hecho en Hulk y El Increíble Hulk.
No obstante, no todo es bueno a nivel técnico en la película, hay algunas cosas que "cantan" demasiado con respecto a los efectos visuales, sobre todo en las escenas asalto a la fortaleza de Hydra al principio de la película. Me pareció ridículo ese muñeco con la cara de Chris Hemsworth dando súper patadas a los soldados de Hydra durante el asalto, no entiendo esa necesidad por añadirle poderes a los personajes que no tienen, ahora la super fuerza es tan gratuita que cualquier superhéroe que no sea enteramente humano al estilo Ojo de Halcón la tiene. Un detalle un tanto patético del film.

Una película confusa


Si eres un Marvelita friki y te sabes infinidad de detalles sobre el peculiar universo de la editorial, la película te encantará. Está llena de detalles de tramas y de personajes que tienen que ver con Marvel Comics de una forma u otra. El problema, es que si se mira la película como una obra cinematográfica y se centra uno en su calidad como filme con respecto a su guión, éste se convierte en algo muy confuso.
La película tiene tantos personajes nuevos y tantas tramas que resulta sumamente difícil de seguir en determinados momentos. Si ves la película sin haber visto las anteriores, probablemente no entenderás la mayoría de cosas, ni sabrás qué hace ese dragón de metal en la base de Hydra ni qué es ese sueño que tiene Tony Stark ni qué diablos tiene eso que ver con UltrónHydra o cualquier cosa que tenga que ver con la película en si. Pero la cosa no acaba ahí, porque la Bruja Escarlata hechiza a todos los miembros del grupo menos a Ojo de Halcón, que tampoco se libra de su pequeña historia por eso, ojo. En su estado, éstos empiezan a ver visiones de su futuro, de su pasado o bien representaciones de sus miedos. 
Las visiones son de lo más interesantes, a mí fue de lo que más me gustó de la película. Te meten en la cabeza de los protagonistas directamente y ayuda a indagar en ellos y conocerlos más. En algunos casos, nos dan datos de ellos que no teníamos hasta el momento, como el misterioso pasado de Natasha Romanoff del cual ya habló Loki muy por encima en Los Vengadores y que aquí queda más explicado. También vemos el pasado del Capitán América, su añoranza por Peggy Carter y su sensación de vacío al estar de repente en una sala de baile que pasa de estar llena a ser el único que la habita, dando a entender que es algo que se ha perdido.
En cuanto a Thor y Iron Man sus visiones no son de pasado, sino de futuro, y nos avanzan lo que veremos en las futuras películas Thor: Ragnarok y Los Vengadores: La Guerra del Infinito. Ambas visiones presentan futuros distópicos diferentes, en el caso de Tony, puede ver una dantesca imagen del grupo derrotado en un planeta mientras un ejército de Chitauris se dirigen la Tierra por un portal similar al que abrió Loki. En el caso de Thor el sueño me pareció mucho más confuso, pues se ve a si mismo en una especie de fiesta en Asgard en la que se encuentra y que nunca llegamos a entender. Aparece Heimdall por ahí con los ojos blancos y luego no vemos gran cosa. ¿Exactamente qué es lo que pasa con Thor en la película? Porque yo nunca me llegué a enterar muy bien de porqué se sale del argumento para irse con el Dr. Selvig a aquel charco de la cueva.
El problema del argumento de esta película es que parece hecho a retales con muchas cosas. En lugar de tener un objetivo claro, como podría ser la derrota de Ultron, el guión parece divagar entre muchas cosas y dar vueltas de aquí para allá. Nos enseña personajes nuevos, como Ulysses Klaw (interpretado por Andy Serkins), pero luego los saca de escena con la misma facilidad. ¿Cuál es el objetivo de esto? Pues no otro que introducir personajes para futuras películas que sigan haciendo girar la rueda del dinero. Está claro que Los Vengadores: La era de Ultron no se toma en serio a si misma, de hecho, jamás llega a ser una película, sino un anuncio de casi tres horas sobre lo que será la fase III. Mucho se ha criticado a Los Vengadores pero la película, a pesar de ser tonta y simple, funciona por si misma, no te anuncia nada ni se dedica a marearte con historias que no conoces o entiendes, va a lo que va, cosa que no hace esta tercera parte. Si antes habíamos dicho que La era de Ultron era un intitulo indebido por el hecho de que jamás llega a existir tal era, ahora deberíamos apuntar a que Ultron, el propio villano del film supuestamente responsable del subtítulo del mismo, tampoco pinta demasiado dentro de la historia.

En Los Vengadores: La era de Ultron,
Ultron es quien menos importancia tiene


Los trailers nos enseñaban un Ultron que prácticamente era un filósofo, un villano más que interesante que hablaba elocuentemente con una voz siniestra. Me encantaba pensar en ese robot malvado y maquiavélico capaz de hacer planes retorcidos, una inteligencia superior a la humana que trataría a la humanidad como algo inferior con una justificación. No obstante, lo que vemos en la película se aleja mucho de esa visión. Ultron se convierte en un villano tonto e infantil que canta canciones y pilla rabietas de niño cuando le mencionan a Tony Stark y cuyo objetivo final no es más que el arquetípico de todo villano de cómic clásico que se precie: destruir el mundo.
Es cuanto menos curioso pero, como he dicho, da la sensación de que Ultron es el personaje que menos importa en Los Vengadores: La era de Ultron, es un personaje que ni siquiera es constante en la película, se retira de escena y pasa gran parte del metraje ausente. ¿Por qué Ultron es un personaje tan apartado en una película titulada La era de Ultron? Pues porque la película le da mucha más importancia a otros personajes y tramas que van más allá de la película.


No obstante, y siguiendo con el apartado de villanos del film (son villanos, ¿verdad?), los gemelos Maximoff son un acertado añadido a la película. Por primera vez tenemos variedad en cuanto a poderes. Si os dais cuenta, con la excepción de Hulk, los Vengadores tienen o bien habilidades físicas por encima de lo normal (Viuda Negra, Capitán América, Ojo de Halcón...) o bien se basan en la tecnología para funcionar, como Iron Man o en un caso menos conocido Falcon.
Ambos son un punto a favor para la película y un gran acierto del Universo Cinematográfico de Marvel en el Cine. Para quién no los conozca de los cómics originales, Mercurio es capaz de correr a una velocidad tal que no es capaz de ser captado por el ojo humano y la Bruja domina la telequinesia y es capaz de embrujar, literalmente, a los demás para controlar su voluntad. De hecho, Bruja Escarlata es tan poderosa que quizá sea el miembro con más poder de todo el grupo y probablemente el personaje con más capacidades de la película, incluso más que el propio Ultron, llegando  poner a los personajes principales en un auténtico apuro, mientras que el villano oficial de la película apenas puede más que ganarles tiempo.
Personalmente, y a pesar de que su vestuario de pija-gótica no me convence nada, la Bruja Escarlata es mi personaje favorito de la película. Es el personaje que más evoluciona en la película, madurando de una chiquilla asustadiza a una guerrera que se enfrenta a Ultron sin miedo, convirtiéndose en toda una vengadora. Además, ella es el único que tiene un motivo firme para estar en la película: vengarse de Tony Stark hasta que tiene que unirse a él para frenarle los pies a Ultron

La Bruja Escarlata es, además, la llave que tienen los personajes principales a su subconsciente, a su pasado o a las visiones de futuro que les perturban. Se podría decir que es éste personaje y no otro quién mueve la trama realmente, y no las infantiles maquinaciones de Ultron. ¿Por qué no llamaron a la película Los Vengadores y la Bruja Escarlata? Hubiera tenido mucho más sentido.
Eso por no decir que el poder desatado de la Bruja es de lo más potente que se ha visto hasta ahora en la franquicia. Cuando su hermano Mercurio muere, ésta es capaz de manifestar tanto poder que es capaz de destruir por completo a las copias de Ultron sin apenas moverse de su sitio, es capaz de hacer mucho más daño que todos los Vengadores juntos en tan sólo un segundo. Por esto, y por lo dicho anteriormente, se merece el título de mejor personaje.


En el caso de su hermano Mercurio no puedo hablar tan bien, a pesar del cariño que tengo a su personaje desde que leía los cómics de Los Vengadores, en el tebeo original si no era mi favorito, estaba cerca. La versión de Los Vengadores: La era de Ultron no me llega a convencer y, de hecho, me uno al pensamiento de que estaba mucho mejor el Mercurio de X-Men: Días del Futuro Pasado que esta versión que parece un cruce entre un atleta (incluso lleva chandal) y una especie de Frankönstein
La película no interioriza en el personaje, lo presenta como una especie de guardaespaldas de su hermana, personaje al que está subordinado durante todo el film y cuando aparece en solitario es para mostrarse como un chulito en lugar de ser una especie de versión negativa del Capitán América con una actitud mucho más militar. ¿Al fin y al cabo no se da a entender eso en la película en la escena en la que se hace referencia al origen del Capitán América? Está claro que no es el mismo caso que el del Capitán América porque el Capi ya era soldado antes de someterse al suero que le hizo ser lo que es, pero eso no implica que los hombres de Hydra no hayan podido instruir a los dos hermanos. Al fin y al cabo, tanto Mercurio como su hermana Bruja Escarlata son freaks de laboratorio creados por militares que debieron haberles enseñado disciplina militar, así como una serie de tácticas de combate y un cierto sentido de la estrategia, en lugar de eso, parecen dos adolescentes a los que les hayan dado poderes de la noche a la mañana.
Toda esta historia no deja de recordarme a Dragonball Z, sí, has leído bien. Si os acordáis de la popular serie de anime japonés de los 80, en la Saga de los Androides C-17 y C-18 son dos hermanos adolescentes que habían sido sometidos a una operación por el Dr. Gero que los había convertido en cyborgs. En el caso de Los Vengadores, el Dr. Gero es el Baron von Strucker y los hermanos son Mercurio y Bruja Escarlata. De hecho, si nos ponemos quisquillosos Ultron sería una especie de Célula, un villano que surge a posteriori y que acaba por hacer que los hermanos tengan que unirse a los héroes para detenerle. Para colmo, Ultron también va evolucionando, cambiando a cada paso de cuerpo hasta alcanzar una forma más fuerte. Ultron incluso sueña con la forma de cuerpo perfecta, que acaba siendo Visión pero que en un principio iba a ser la vaina definitiva en donde reposar su consciencia. Visión, creado como un arma, acaba por ponerse de lado de los protagonistas, justo como hizo el grandote de C-16. ¿No os recordaron los cursis discursos de Visión sobre que él estaba "del lado de la vida" a cuando C-16 le hablaba de los pájaros y la naturaleza Gohan? Y si pensáis que las coincidencias acaban ahí, pensadlo de nuevo, porque otros usuarios de la red han encontrado más puntos en común entre la película y la serie, tantos que es hasta surrealista ver el tremendo parecido. Si queréis ver más sobre esta teoría disparatada a priori pero totalmente lógica si se reflexiona, sólo tenéis que bucear un rato por la web y veréis las comparaciones que se han sacado por ahí y por allá.


No obstante, no quiero darle más importancia de la que tiene ya que probablemente sea no más que una simple coincidencia.

Siguiendo con Mercurio, una cosa que me chocó de la película es que cuando éste ataca es capaz de destruir a los robots a puñetazos cuando la superfuerza no es una de sus características. Mercurio podría aumentar la fuerza de sus puñetazos gracias a su velocidad, igual que un disparo hace que una bala vaya tan rápido que sea capaz de perforar. Sin embargo, el hecho de golpear de forma tan rápida a sus rivales de acero le saldría bastante caro, algo que en la película parecen obviar por completo. No soy físico, pero diría que alguien con un esqueleto humano o similar que diera un puñetazo a esa velocidad acabaría pulverizado, algo que no pasa con el personaje. 

El personaje nunca llega a funcionar por si mismo, nunca llega a tener una verdadera autonomía como tal en la pantalla y es una pena porque tiene el potencial para dar mucho más de lo que ha dado en el film. Esperemos que en la versión extendida de la película, Whedon ponga más sobre él y lo lleve más allá de un machaca de Hydra guardaespaldas de su hermana. Por ejemplo, la relación que mantiene con Ojo de Halcón me pareció de lo más interesante de la película y cómo éste acaba haciendo luego las veces de hermano mayor de Bruja Escarlata animándola a afrontar sus temores para enfrentarse a Ultron y así <convertirse en una vengadora.>

Me parece también triste que sea él el vengador que muera en la película, como si el que menos importancia acaba tendiendo fuera el que mereciera ser despachado. Sinceramente, hubiera preferido que haya sido otro, alguno de los originales, y no sólo porque de ellos ya se ha dicho mucho (o todo, en algunos casos), sino porque hubiera añadido una dosis de dramatismo al film que no tiene cuando el que muere es un tipo que nunca llega a importar realmente al espectador. De hecho, cuando leí que un vengador moriría en el film, mi apuesta era por el Dios del Trueno pero parece ser que a éste aún le quedan tempestades que provocar en la gran pantalla. En cuanto al pobre Correcaminos, sus carreras parecen haber llegado tristemente a su fin antes de comenzar.

Su muerte también me parece ridícula, e incluso forzada. No me termino de creer que alguien que pueda moverse tan rápido como para cambiar de sitio a todas las personas de un barrio de Seúl en cuestión de segundos no sea capaz de apartar a Ojo de Halcón y al niño al que fue a rescatar de la trayectoria de las balas de Ultron y darle suficiente tiempo como para quitarse el mismo de la ráfaga. En fin, no dejaba de ser un recurso fácil para la película, y tenía que tener ese toque de dramatismo que no tuvo la primera.

La historia de amor interesante pero poco coherente


Cuando vi Los Vengadores pensaba que Viuda Negra y Ojo de Halcón acabarían irremediablemente juntos. Si lo pensáis, son dos personajes un tanto parecidos, ninguno de los dos tiene ningún superpoder real más allá de sus habilidades físicas y sus armas, ambos provienen de un mismo ambiente militar y han sido agentes secretos y asesinos, y ambos han tenido un recorrido juntos antes de estar en el grupo. Más allá de eso, también podríamos decir que ambos son, para cualquiera con dos dedos de frente, dos personas guapas y físicamente atractivas. En resumen, son atléticos, guapos y ambos entienden muy bien al otro al provenir de un mundo similar. El romance entre la Viuda y Barton era de esperar por cualquiera que viera la película, a pesar de que ésta parecía querer intimar con el buenazo del Capi en Soldado de Invierno. Sin embargo, no ha sido el guaperas de Barton quien se ha llevado el gato al agua, sino el introvertido y acomplejado Dr. Banner.

Por eso he empezado esta parte de la crítica diciendo que es una historia atípica, las chicas guapas se enamoran de los chicos guapos, no de los bichos raros como Banner. Aunque tampoco voy a engañar a nadie, esta historia no deja de ser una reinvención de King Kong en donde el monstruo se enamora de la doncella. De hecho, la escena en la que Hulk saca de la ciudad a Viuda Negra para llevarla a la gran nave de S.H.I.E.D. en brazos me recordó poderosamente a cuando King Kong llevaba a la protagonista de la película de igual forma.

No sabemos tampoco cómo ha podido Bruce Banner enamorar a Natasha, en la película desde luego no se explica. Todo lo que vemos de su relación hasta el momento en el que empieza a hacer eclosión es que es Natasha quién calma a Hulk para que vuelva a ser el doctor siempre que se transforma. De hecho, la película te muestra esa metodología como una operación rutinaria de protocolo que seguir después de cada operación. Hulk destruye todo y luego viene el pibón de Viuda Negra a acariciarle las manos para que vuelva a ser un nerd inofensivo. Imaginamos que el roce hace el cariño el gigante verde y la pelirroja acabaron por enamorarse.
No obstante, me gusta pensar que ambos han encontrado al otro en su huída personal. Son dos de los personajes con más sombras de todo el grupo, así que el hecho de verse de repente atraídos el uno por el otro no es más que esa necesidad de encontrarse en alguien cuyo en cuyo hombro puedan apoyar todos sus males e incluso encontrar la paz que tanto buscan. Como dice Viuda, "dejarlo todo atrás".
Sin embargo, se me hace sumamente extraño que el personaje sea tan diferente a cómo se presentó en Los Vengadores. Recuerdo perfectamente su frase en la que decía, fría e impasible, "El amor es para niños" cuando se defendía de las acusaciones de Loki. Puedo comprender que en realidad todo era una fachada que Natasha sólo quería encontrar el amor tras tanta oscuridad interna, pero ¿por qué no se ha relatado de una forma menos forzada y más natural? Pasamos de un personaje frío a una mujer enamoradiza que está colada hasta las trancas del único personaje del film que más tardaría en conquistarla y que, de hecho, jamás lo intenta. La falta de coherencia de esta historia con el resto de la saga hace que pierda bastante consistencia y hasta me hace replantearme que no volveremos a saber más de ella. En este punto rememoro las palabras de Joss Whedon; "mis películas están hechas para que no necesiten ser complementadas con ninguna otra". Esta frase hace que no me pueda tomar en serio a Marvel en el cine, que ufana de su universo compartido cuando no es capaz de seguir una coherencia más allá de la elección del casting de las películas.
A la hora de construir una historia, o una subtrama, hay que crear un antecedente para que ésta sea realista y no presentarla sin más y pretender que los espectadores se van a olvidar de todo lo anterior y van a aceptar sin más que los personajes son así, que han cambiado aunque no se lo hayan enseñado.

Resumen y guión alternativo


Los Vengadores: La era de Ultron no es una mala película, pero tiene fallos garrafales que la ponen por debajo de Los Vengadores. Intenta ser más profunda que su antecesora pero sólo consigue hacerse un lío con el argumento. El montaje confuso, producto de las exigencias del estudio, no ayuda en absoluto. Algunos personajes están desaprovechados o son representados de forma ridícula, como el propio Ultron, y otros secundarios están metidos con calzador, como la Dr. Cho. Otros personajes tienen grandes momentos, como Hulk, que no tenían en Los Vengadores y algunos añadidos, como Bruja Escarlata, son realmente interesantes. ¡Ups! Se ha acabado esta crítica y no he dicho nada de Visión. Visión es genial, pero su entrada en escena tardía lo dejaba un poco fuera de lugar, no deja de ser un personaje con proyección de futuro, más que un elemento dentro de la propia trama. De hecho, sólo aparece para luchar en la batalla final y destruir a la última copia de Ultron.
En cuanto a efectos especiales, la cosa mejora con respecto a la original, pero tiene algunos momentos un poco ridículos, algunos detallados durante la crítica. El problema con esto es que llegan a empachar. La batalla de Iron Man contra Hulk es interesante, pero cuando ves que ninguno de los dos puede hacer nada contra el otro y que llevan un buen rato sólo destruyendo cosas, te empiezas a aburrir. Me gustó más el encontronazo de Hulk contra Thor en la primera.
Le pongo un 6/10, menos nota que a la primera pero sin llegar a suspenderla, porque con la mano en el corazón, no creo que lo merezca.

Y a continuación voy a ofrecer mi guión alternativo con algunos cambios que yo hubiera realizado sobre la historia vista en pantalla. He ordenado los cambios por puntos de forma esquemática.

* Ver a Thor con traje y pelo recogido en una fiesta se me hace muy extraño. En Thor: El Mundo Oscuro, el Dios del Trueno se quedaba en la Tierra a vivir. Esa hubiera sido una gran excusa para desarrollar la doble identidad de Donald Blake, su pseudónimo en los cómics cuando no está empuñando su martillo. Además, la historia con Selvig hubiera sido mucho más natural, no teniendo éste que ir a buscarle. En mi versión de la película, Thor sería compañero de trabajo de Selvig bajo la falsa identidad del Dr. Donald Blake, tal y como lo era en los cómics.


* La historia entre Viuda Negra y Banner/Hulk es interesante, pero acaba de tal forma que parece que nada hubiera pasado. En mi versión de la película, Viuda Negra hubiera huido con Hulk, dejando ambos el grupo de los Vengadores.

* Hydra desaparece de la película después del primer acto. Nada se sabe de esta organización más que su líder, el Baron von Stucker, es asesinado por Ultron (la única persona que mata junto con Mercurio). En mi versión de la película, Hydra se hubiera tornado contra Ultron al verle como una amenaza también para ellos. El hecho de que Ultron hubiera sido capaz de unir a Hidra y los Vengadores hubiera dado más a entender cuál es la magnitud de la amenaza que supone el robot. En la batalla final, los soldados de Hydra, armados con la tecnología Chitauri, hubiera luchado contra Ultron y sus copias calle por calle junto a los Vengadores.


* Tampoco me gustó la versión que da la película de von Stucker, sólo es un enemigo tonto más cuyo único nexo con el personaje de los cómics es la lente que lleva sobre el ojo. En mi versión sobre la película, hubiera tenido los poderes del suero del Supersoldado (el mismo que crea al Capitán América) y estaría armado con tecnología Chitari, lo que le pondría al nivel de los superhéroes del grupo rival. Probablemente hubiera habido un enfrentamiento final contra el Capitán América y Iron Man al final de la escena del asalto a la fortaleza, al principio del film. El BaronHydra sobrevivirían al enfrentamiento con Ultron para volver a ser enemigos de Los Vengadores al final del film.

*  Finalmente, Mercurio y Bruja Escarlata hubieran sido realmente armas de Hydra. Ambos se aliarían a Ultron pero lo haría como espías y con la candidez de quien piensa que iba a matar a los Vengadores y detenerse ahí si arrasar al resto del planeta con ellos. En mi versión, ambos serían "topos" de Hydra junto a Ultron para revelarse contra él al final y luchar junto a los Vengadores. Iron Man salvaría la vida de Bruja Escarlata, haciendo que ésta cambiará definitivamente de bando y se uniera a los Vengadores, pero su hermano Mercurio elegiría permanecer en Hydra, convirtiéndose en enemigos a partir de entonces. Esto sería un giro dramático más original y menos rebuscado de lo que fue la muerte del personaje.

* Tanto Mercurio como Bruja Escarlata llevarían uniformes de Hydra al final del film en lugar de los trajes "de calle" que llevan. Ambos llevarían el símbolo del pulpo en la ropa y vendrían a ser una versión negativa de los Vengadores, representando el proyecto de la organización por crear un grupo que sea la contraposición de éstos.



La Bruja Escarlata llevarían un uniforme similar al del dibujo, sólo que con una con el símbolo de Hydra sobre los hombros, al igual que el personaje del film lleva una prenda similar.

Y hasta aquí la crítica de Los Vengadores: La era de Ultron. Recordad que sois libres de dar vuestra opinión en los comentarios si hay algo en lo que no estáis de acuerdo. Un saludo a todos, y feliz viaje al Infinito.
https://www.facebook.com/destinoalinfinito/ https://www.facebook.com/destinoalinfinito/

1 comentario :

  1. La comparación entre los personajes de Dragon Ball Z es muy curiosa y realmente acertada, me parece excelente. Retomando el tema de Avengers creo que los personajes de la película han hecho un trabajo excelente al saber adaptarse a la incorporación de dos superhéros más pero mi parte favorita también es la del romance del Dr. Banner con Viuda negra y lo que mencionas de ellos es realmente interesante.

    ResponderEliminar