Fotos de las maquetas utilizadas en las precuelas de Star Wars: Desmintiendo el mito del abuso de CGI

https://www.facebook.com/destinoalinfinito/ https://www.facebook.com/destinoalinfinito/

Muchos son los mitos del cine moderno y uno de los más grandes es el que asegura que las precuelas de Star Wars usaron demasiado CGI y eso hace que muchos fondos y decorados no parezcan reales, pero lo cierto es que gran parte de los fondos y decorados que vemos en la trilogía que conforman La Amenaza Fantasma, El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith fueron maquetas a gran escala construidas para la ocasión y no fondos completamente generados por ordenador como algunos aseguran.

Artistas de ILM trabajando sobre la nave insignia de la Federación de Comercio que controlaba los droides en tierra.

Gracias al gran presupuesto del que disponía, al contrario que con las películas originales, las precuelas pudieron destinar mucho dinero a la creación de escenarios en miniatura que fueron filmados para la película. Irónicamente, y muy al contrario de lo que la gente cree, cada una de las precuelas tuvo más maquetas elaboradas que la trilogía clásica al completo.


Trabajadores de Lucasfilm e ILM trabajando sobre la miniatura de las vainas.

Sin ser un especial defensor de las precuelas, que ya digo yo que no lo soy, hay que desmentir el mito de que en ellas era "todo CGI" cuando gran parte de lo que vimos era, efectivamente, imagen real, sólo que se partía de una miniatura en lugar de un set real porque lo que siempre teníamos la sensación de estar viendo "algo grande" al contrario que en la trilogía original, donde el uso de miniaturas no estaba tan popularizado ni desarrollado como para experimentar a la hora de conseguir recrear escenarios.  

La secuencia de la carrera de Boonta Eve, arena, vainas y "público" real

Una de las secuencias más memorables de Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma es la famosa carrera de vainas de Boonta Eve celebrada en Tatooine y en la que el joven Anakin Skywalker queda campeón consiguiendo de esa forma su libertad. 

La secuencia es tan impresionante que puede dar lugar a entender que toda fue realizada con efectos visuales generados por ordenador, de hecho, la inmensa mayoría de corredores son personajes completamente generados por ordenador, como Sebulba, el competidor principal de Anakin. Sin embargo, más allá de los corredores y muchas secuencias de velocidad en la que las vainas eran digitales, muchos planos de la escena se crearon físicamente en un set y se rodaron con cámaras de celuloide. 


Maquetas utilizadas para las gradas de la carrera de vainas

Para la secuencia de la carrera de vainas no sólo se utilizaron maquetas para representar la arena y las gradas de la carrera, sino también para recrear a las propias vainas e incluso al público. Para muchos grandes planos generales en los que veíamos al público enfervorecido de Tatooine se usaron bastoncillos de las orejas que se pintaron uno a uno para recrear una masa de gente.


Las gradas de la miniatura llena de bastoncillos para las orejas pintados y algunos juguetes pequeños de la saga.


Resultado final visto en pantalla.

Cualquiera diría al ver este plano que estamos viendo miles de bastoncillos pintados y no un público real de un lejano, salvaje y polvoriento planeta.

La pelea final de Obi-Wan contra Anakin, lava "real" y decorados sobre plataformas

Otro de los grandes momentos de las precuelas es la esperada pelea final de Obi-Wan contra Anakin cuando éste se convierte definitivamente en un Sith. La impresionante pelea transcurre en un planeta de volcanes conocido como Mustafar en la que ambos contrincantes medirán sus fuerzas mientras la lava les rodea.

De nuevo tenemos escenarios en miniatura creados para llevar a la pantalla la imaginación de George Lucas. Para la escena, se usaron grandes plataformas en las que las maquetas tenían una posición semi-vertical con la que se conseguía que el fluido que simulaba a la lava cayera por los extremos del cuadro creando los ríos de fuego que vemos en la película. 


El majestuoso Naboo sobre una gran maqueta

Una de las grandes adicciones a la saga, junto a Coruscant es el majestuoso y elegante planeta Naboo. De nuevo, vemos como enormes maquetas fueron creadas para dar vida a sus calles y sus estrambóticos edificios. También sus árboles fueron creados como maquetas. 


Naves reales, muy al contrario de lo que se suele pensar

Acabamos el artículo hablando sobre las maquetas empleadas para hacer muchas naves que vimos en la trilogía. Si bien es cierto que muchas veces estas naves eran generadas por ordenador, otras tantas fueron filmadas en un estudio a modo de maqueta, igual que lo fueron las naves de la trilogía original en su momento.  



Esperemos que después de leer este artículo y ver las fotos de las maquetas con tus propios ojos no vuelvas a repetir aquel mito de que las precuelas están infladas de efectos visuales. 
https://www.facebook.com/destinoalinfinito/ https://www.facebook.com/destinoalinfinito/

1 comentario :